ENVÍOS GRATUITOS: A PENÍNSULA A PARTIR DE 20€ DE COMPRA Y A EUROPA A PARTIR DE 65€

ENVÍOS GRATUITOS: A PENÍNSULA A PARTIR DE 20€ DE COMPRA Y A EUROPA A PARTIR DE 65€

Muchos sois los que os preguntáis en que hay que fijarse cuando vais a comprar una  cafetera italiana, también llamada moka.

En el siguiente artículo vamos a detallaros esas claves que os ayudarán a elegir la más conveniente de acuerdo a vuestras necesidades.

¿Qué es una cafetera italiana?

De todos los tipos de cafetera que hay en el mercado, la italiana es la que presenta un mayor número de diseños, tamaños, materiales, precios y hasta colores. 

Más sin embargo la elaboración de café resultante y la compatibilidad con el tipo de cocina, es dispar de un modelo a otro.

Aquí vamos a ver qué aspectos tenemos que tener en cuenta a la hora de elegirla no sin antes recordar en qué consiste el funcionamiento de esta cafetera, qué café usar  y cómo hacer el café.

De esta manera tendréis una visión más amplia y podréis construiros los criterios para comprar la cafetera idónea.

La cafetera italiana consta de dos cuerpos; el inferior en el que se depositan el agua y el embudo de café molido y el superior que contiene un filtro y es el recipiente al que llega el café ya filtrado.

¿Cómo funciona una cafetera italiana?

El funcionamiento es simple; al aplicar calor a la base de la cafetera el agua va tomando temperatura cambiando de estado líquido a gaseoso. 

La presión de alrededor 1 bar que ejerce el agua gasificada, empuja el agua líquida hacia arriba, que atraviesa el café molido llevándose a cabo la extracción, hasta llegar, a través del tubo extractor, al compatimento superior.

¿Qué café usar para la cafetera italiana?

Siempre recomendamos usar un café fresco.

Queremos decir,  un café con una fecha de tueste inferior a  30 días. 

La molienda del grano ha de ser específico para cafetera italiana. No sirve un café molido para cafetera prensa francesa, o para cafetera espresso.

Si lo moléis justo antes de elaborarlo, mejor. Si no os es posible, pedidlo que os lo muelan en el momento que lo compráis.

De esta manera, os aseguráis que el café que váis a usar mantiene la mayor parte de sus cualidades y  que váis a saborear un café que está vivo.

¿Cómo hacer café en la cafetera italiana?

No basta con coger la cafetera italiana, echar café, agua y colocarla al fuego para obtener un rico café.

Sin embargo, aquí os vamos a dejar una receta para que esa elaboración sea de 10:

1: Llenad el depósito del agua, ¡¡con agua ya caliente!! para así evitar que el café pase mucho tiempo en contacto con el calor. El agua ha de llegar al comienzo de la válvula y no sobrepasarla.

2: Echad café molido en el embudo portacafé. Cubrilo completamente, niveladlo y enrasarlo. No hay que presionar el café, tiene que quedar suelto.

3: Enroscad el depósito del café al depósito del agua y dejad la tapa abierta (de esta forma el vapor de agua no se condensará en la tapa y caerá en la bebida de café) .

4: Verted un poco de agua en el fondo del depósito del café, para así evitar que la primera caída del café se queme con el calor del metal de la cafetera.

5: Colocad la cafetera en una fuente de calor (nivel medio).

6: Cuando veais que empieza a salir el café, cerrad la tapa para evitar que el café se derrame al exterior.

7: Al escuchar el borboteo del aire, indicador que la extracción se encuentra en la fase final, retirad la cafetera de la fuente de calor.

8: Esperad un minuto a que repose la infusión de café.

9: Con un removedor, dad vueltas a la infusión de café para que los compuestos solubles se mezclen e integren en la bebida.

10: Servid en una taza que hayais calentado previamente.

¿Cómo limpiar la cafetera italiana?

Es sin duda, uno de los aspectos en los que se ha de prestar atención, pues va a determinar el sabor de vuestra elaboración de café.

La imagen de robustez que proyecta la cafetera italiana, unido a la habitualidad en las casas y a la facilidad de uso puede hace creer que en este tipo de cafetera el mantenimiento es una consideración menor.

Y sí, el mantenimiento de la cafetera italiana es sencillo pero hay que hacerlo de una manera adecuada.

Porque de lo contrario, va a dañar progresivamente los elementos que componen la cafetera, alterando el sabor de la elaboración de café y reduciendo la vida útil de la cafetera.

Por tanto, una vez que hagais la elaboración y sirváis el café, lavadla inmediatamente a mano y sólo con agua.

Es importante que para el lavado separeis por completo todos los elementos, junta de goma y filtro metálico incluidos, y la pongais a secar.

Ya seca, la guardais desmontada en un lugar seco y protegido, hasta el siguiente uso, momento en el que volvereis a montarla.

¿Qué cafetera italiana comprar?

Una de las preguntas que os teneis que hacer antes de comprar una cafetera italiana es: ¿Para cuántas personas necesitais elaborar café?

Cafetera de 2 tazas, 6 tazas, 12 tazas

Si la vamos a querer para hacer el café para una persona, no tiene sentido adquirir una para 12 tazas.

Generalmente los fabricantes de cafeteras italianas indican un número de tazas que podeis servir con cada tamaño.

Tomadlo como un dato orientativo, puesto que las tazas a las que hacen referencia es bastante probable que sean de una capacidad diferente a la que estéis utilizando.

Pongamos que un fabricante indica que con una de las cafeteras podeiss elaborar dos tazas, y os fijais en la capacidad de esas tazas y os indica que son de 100ml cada una.

Si vosotros utilizais una taza de 200 ml, ya sabeis que es para una taza vuestra.

De esta forma, si cada vez que haceis café os tomais dos tazas de 200 ml, ya sabeis que teneis que acudir a una cafetera de cuatro tazas.

Eso sí, siempre la cafetera ha de ser del tamaño adecuado a vuestro consumo. 

¡Ojo al dato! No vale comprar una cafetera de mayor tamaño pensando en las ocasiones especiales en las que os reunís con más gente, y utilizarla en vuestro día a día para haceros una taza, llenándola con menos agua y café.

Porque de esta forma vais a obtener una bebida de café desequilibrada.

Con lo cual, tendreis que tener una cafetera italiana para uso habitual y otra de diferente capacidad para esas ocasiones en las que requerís elaborar café para más personas.

Aluminio Vs Acero

Otro dilema que surgirá es el del material de fabricación de la cafetera italiana.

Básicamente las encontrais fabricadas en aluminio o acero inoxidable.

La diferencia de precio, es de primeras, evidente; siendo las de aluminio más económicas.

Podemos decir que la durabilidad de las cafeteras de acero inoxidable es mayor que las de aluminio.

Y por otro lado, en las catas de café que hemos llevado a cabo, las cafeteras fabricadas en acero inoxidable, trasnfieren menor sabor metálico a la bebida que las de aluminio.

Cafetera para vitrocerámica o placa de inducción

Dicho de otra forma, tenéis que validar que la cafetera italiana funciona en la fuente de calor sobre la que vais a colocarla: gas, eléctrica, inducción o vitrocerámica.

0
Carrito
Abrir chat
Hola 🖐🏻

¿En qué podemos ayudarte?