ENVÍOS GRATUITOS: A PENÍNSULA A PARTIR DE 20€ DE COMPRA Y A EUROPA A PARTIR DE 65€

ENVÍOS GRATUITOS: A PENÍNSULA A PARTIR DE 20€ DE COMPRA Y A EUROPA A PARTIR DE 65€

El espresso simboliza la cumbre de las elaboraciones de café.

En torno al espresso se han creado elaboraciones de todo tipo: ristretto, americano, cortado, latte, capuchino, carajillo, irlandés, que reflejan la amplitud de posibilidades que concede.

Una bebida que requiere, además de una adecuada materia prima; precisión, presión, temperatura y tiempo. 

Y una taza, que recogerá la expresión del espresso. Pieza, que se habrá de elegir con cuidado, para degustar cada uno de los matices concentrados en esta bebida.

Qué es el café espresso

Más allá de una definición cerrada, pretendo aportar una describipción, basada en la experiencia de años de eleboración con diferentes cafés y parámetros.

El buen espresso presenta en taza unas cualidades visuales, olfativas y sápidas distintivas.

El espresso es el resultado de la extracción de los compuestos solubles del café molido, dentro de un tiempo que suele variar entre los 20 y 30 segundos, con una presión y temperatura determinadas.

Características del espresso

El espresso es una elaboración tan habitual de encontrar en cafeterías, restaurantes y bares como compleja de elaborar.

A continuación te detallo una serie de características que ha de poseer una buena elaboración y te indico, además, cómo identificarlas:

Consistencia: Después de remover la crema con una cuchara, esta ha volver a su estado original.

Aroma: Limpio que permite percibir las notas del café. No tiene que oler a quemado.

Color: Avellanado con trazas más oscuras (atigradas).

Textura: En los labios tienes que sentir una cierta untuosidad (similar a la del aceite).

Sabor: Ha de ser agradable (sin sabor a quemado) dejando al final una boca limpia ( no metálica o acartonada).

Café para espresso

Puedes seleccionar café 100% arábica, de uno o varios orígenes. También pedir que te hagan una mezcla especial de arábica o finos robustas. 

Aquí, cobra valor el asesoriamiento de un tostador puesto que es quien puede ofrecerte el tipo de café más adecuado para espresso según tu gusto y forma de consumirlo; solo o con leche.

En este punto es fundamental que el café que vayas a utilizar cumpla con una serie de características que detallamos a continuación:

1.- Utiliza siempre un café que tenga una fecha de tueste inferior a 30 días.

2.- Tueste natural y sin carbonizar.

3.- Cuando vayas a comprarlo, el café tiene que estar en grano. Y si lo necesitas molido, solicita que te lo muelan en el momento, en el punto de molienda específico para espresso.

Qué necesitas para su elaboración

Además de café, necesitas contar con un equipamiento adecuado que te posibilite elaborar un café con garantía.

En el mercado encuentras una amplia oferta de maquinaria para espresso; diferentes características, prestaciones, calidades y precios.

Si optas por equiparte poco a poco, aquí tienes un listado, ordenado por orden de prioridad, de los elementos básicos :

1.- Balanza donde vas a pesar el café molido.

2.- Molino con el que vas a moler el café en grano.

3.- Cafetera espresso para tus elaboraciones de café.

No está de más que te hagas con un vaso medidor, que tenga una escala en mililítros o en onzas y un cronómetro,  muy útiles cada vez que necesites encontrar la extracción de café idónea para ti.

Molino para café espresso

Cuando se habla de hacer un café espresso se tiende a centrar el foco en la máquina que lo elabora.

Sin embargo, el molino es el eje sobre el que gira el resto del equipamiento, incluida la máquina espresso.

¿Qué tienes que tener en cuenta a la hora de comprar un molino?

Lo primero que te encuentras es que hay dos tipos de molinos:

1.- Específicos para espresso: Estos tienen una graduación micrométrica diseñada para las elaboraciones de espresso.

2.- Multi elaboraciones: Con una graduación que abarca el molido de café para diferentes métodos (italiana/moka; prensa francesa; Aeropress; V60; Chemex). 

Estos últimos, tienen la ventaja que son más versátiles que los específicos para espresso. Puesto que el mismo molino lo puedes utilizar en diferentes elaboraciones. 

Por contra, tienen un arco de graduación mucho más limitado para el molido de espresso. 

Por lo que si lo que buscas es un molino sólo para moler café espresso, mejor hazte con uno específico.

Has de evitar, claro está, los molinos de café de cuchillas. 

No solo para el espresso, sino para el resto de elaboraciones en las que hay que moler café.

Moler no es lo mismo que cortar, que es lo que hacen los molinos de cuchillas.

Para que no se te olvide esto, pregúntate siempre: ¿voy a moler café? o por el contrario  ¿voy a cortar café?

Busca un molino que tenga muelas, que pueden ser cónicas o planas. 

Preferiblemente eléctrico, porque vas a ahorrar tiempo y esfuerzo y vas a ganar en precisión.

A partir de ahí, va a depender de tu presupuesto, especificaciones y prestaciones.

En el mercado hay un abanico amplio de posibilidades ¡seguro que encuentras el tuyo!

Cafetera para café espresso

Será de mucha ayuda en el proceso de selección de la cafetera para la elaboración espresso, que te respondas a estas tres preguntas:

1.- ¿Cuál es tu presupuesto?.

2.- ¿Cuántos cafés vas a hacer al día?

3.- ¿Cuánto tiempo estás dispuesto a dedicar a cada elaboración del espresso?

El mercado ofrece máquinas para elaborar espresso para todos los gustos, necesidades, exigencias y bolsillos:

1.- Semi automáticas: Son aquellas en las que tú tienes que controlar el proceso de extracción accionando un botón o palanca.

2.- Automáticas: Aquí tú accionas un botón y la cafetera es la que se encarga de detener la extracción. Este tipo de cafeteras trae una configuración de fábrica que, según el modelo, tú puedes modificar según tu gusto.

3.- Súper automáticas: En estas cafeteras, todo el proceso que va desde el molido del café (incorporan un molino) hasta la extracción lo realiza la cafetera con solo pulsar un botón.

Tan solo te tienes que ocupar de seleccionar el café en grano que echar en la tolva del molino y de encender la máquina, claro está.

Una buena técnica, marca la diferencia

Disponer del mejor café, el último modelo de molino y la máquina espresso con la última tecnología, no es suficiente.

Poseer una buena técnica para elaborar el espresso va a marcar la diferencia.

En Cafés Guayacán ofrecemos la experiencia de “Barista por un día”.

Aquí aprenderás durante tres horas todos los secretos para la selección del café idóneo, configuración y calibración de la maquinaria, identificación de lo que es un buen espresso y cómo hacer las elaboraciones más clásicas en torno al espresso, como son el latte o capuchino.

¡¡Porque elaborar un espresso “de 10” es todo un arte!!

Cómo servirlo

Cuando sirvas el espresso, procura una taza de porcelana o loza con asa, que calentarás previamente, con las siguientes características:

1.- Con paredes gruesas, para conservar la temperatura del café.

2.- De fondo curvado (similar a un huevo) que mantenga la crema cuando caiga la extracción.

3.- Un borde romo, para que la experiencia de beber el espresso sea más agradable.

4.- Color interior blanco, que facilite la distinción de la gama cromática del café.

Presenta la taza de espresso sobre un plato en el que su hendidura ajuste con su base. 

Evitando así que la taza pueda resbalar y caer.

Junto a la taza coloca siempre una cuchara.

Y ofrece un pequeño vaso de agua que limpie y refresque la boca antes de tomar el espresso.

Cómo se toma el espresso

Asegúrate que en el momento de beberlo estás en un estado de tranquilidad. Si te notas con angustia, estrés o preocupación, cabe la posibilidad que te sepa o caiga mál la bebida.

Por tanto, aunque puedas tener costumbre de tomarlo en cualquier momento, has de saber que el momento idóneo de consumición, para el espresso y el café en general, es aquel en el que te encuentras en ausencia de agitación o intranquilidad.

0
Carrito
Abrir chat
Hola 🖐🏻

¿En qué podemos ayudarte?