Envío gratuito a península desde 20€

Envío gratuito a península desde 20€

 Compartimos con vosotros una práctica muy sencilla que hará  ganar sabor a la bebida de café cuando la elaboréis con la cafetera italiana.

Cuántas veces nos habremos quedado con los ojos fijos, sin apenas pestañear,  delante de la cafetera italiana esperando a que, como por arte de magia, saliera el café.

Hay dos momentos, el que marca el inicio de la primera caída de café y el final, característico por el borboteo.

Sin embargo, en ese espacio de tiempo, la salida de los compuestos solubles que integran la bebida del café, no se lleva a cabo al mismo tiempo. 

En el primer tramo, que es en el que se inicia la caída del café, aparecen los compuestos solubles del café que aportan el gusto ácido y salado a la bebida. De hecho, si detuvierais la extracción en ese mismo instante y bebierais ese café, dominaría un gusto agrio.

A continuación, se suceden los solubles que aportan el gusto dulce y dan cuerpo a la bebida.

Y ya en el último tramo, salen los compuestos solubles que dan amargor a la bebida.

Como veis, en la extracción se suceden diferentes extracciones.

Si servís el café, así sin más, el café no estaría con todos los sabores integrados.

Es por ello, que una vez retiráis la cafetera italiana del fuego, tenéis que remover la bebida, con una cuchara, para que las diferentes partículas solubles se mezclen y conformen la identidad del café.

De esta forma, estaréis bebiendo un café con toda la profundidad de su sabor.

Si tenéis alguna consulta que realizarnos en relación al café no dudéis escribirnos a: info@cafesguayacan.com

0
Tu carrito
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, si tienes alguna duda escríbenos y te ayudamos encantados. ☕☕☕